To be continued, la novela social

El 19 de enero, a las 12.00 dio comienzo “To be continued”, un concurso literario que puede ser considerado de todo, menos convencional. Escritura colaborativa, redes sociales, ilustraciones, foros, listas de música… son muchos los elementos que se unen en esta propuesta de Vasaver para dar vida al “libro multiformato. En el proyecto colaboran, además, Ediciona, Soopbook, Aloído, Dosdoce y el Instituto Cervantes.

To be continued es un concurso de novela ilustrada colaborativa en Internet. Es la primera vez que se hace algo así en el mundo editorial, aunque ya hay algunos precedentes en el sector audiovisual: los casos de “Teaserland” (también auspiciado por Vasaver) o, en menor medida, la “Wikipeli” (pues en este caso no se trataba de un concurso, pero sí premiaba la participación de los internautas).

El concurso

La mecánica del concurso es la siguiente: En la web se ha publicado un primer capítulo escrito por Santiago Roncagliolo. A partir de ese momento cualquier puede proponer una posible continuación de la historia en forma de capítulos escritos. Los escritos presentados deberán tener entre 5 y 15 páginas. El plazo de entrega serán los cinco días posteriores a la publicación del capítulo anterior. En este caso, la fecha límite para entregar nuestro capítulo sería el 24 de enero.

Cada capítulo presentado a concurso tendrá un foro de opinión personal que permitirá que el autor reciba los comentarios y opiniones de otros usuarios, convirtiéndose el mismo en una red viva de intercambio en continua expansión entre los diferentes concursantes y usuarios. “La idea es crear una red viva, una comunidad activa de gente con inquietudes artísticas. Para el equipo de To Be Continued el mayor premio sería que de éste nacieran otros proyectos culturales. Que el foro sea una olla al fuego donde se cuezan otras ideas“, comentó Javier Giner, el editor del libro que está en ciernes.

Una vez pasados los cinco días, el comité Editorial dispondrá de 3 días para dictaminar cuál es el capítulo ganador. Una vez dado a conocer el ganador se volverá a abrir el concurso para el siguiente capítulo. Eso sí, según vaya avanzando la novela, desde la página web del certamen se irán dando pistas sobre los personajes para conseguir una unidad de criterio y que no se den cosas como que el protagonista es rubio y atlético en los primeros capítulos y de repente en el séptimo resulta que es pelirrojo y fondón. Así mismo, la propia evolución de la trama dictaminará el tono del libro.

El aspecto más determinante para la elección de los capítulos ganadores dependerá de “que la continuación sea la más conveniente para el desarrollo de la historia, porque al final esto será una novela“, según explicó Xavi Bru, director del proyecto, durante la presentación del mismo.

El escritor que resulte victorioso en cada capítulo  recibirá como premio 100€ en metálico, un e-reader, formará parte del Comité editorial para la siguiente convocatoria (“silla vacía”), y recibirá un tanto por ciento de los derechos de autor generados por las ventas del libro. Ahora bien, quien haya ganado una vez no podrá volver a participar y sólo se admitirá una propuesta por capítulo.

El libro final contará con 15 capítulos de los cuales el primero, el quinto y el décimo serán escritos por autores de prestigio cuyos nombres se irán desvelando según se acerque el momento. El resto de los capítulos irán a concurso.

Paralelamente al concurso de escritura se desarrollará un concurso de ilustración que seguirá la misma mecánica. El último capitulo no saldrá a concurso y será ilustrado por una artista de reconocido prestigio.

Redes sociales

El proyecto, con un presupuesto cercano a los 180.000 euros, pretende aunar todas las posibilidades que ofrece la red. Así, se contará con Spotify, Youtube, Facebook y Twitter para, según Bru, “recrear las imágenes, ambientes, música y sonidos que vayan apareciendo en la novela a medida que se escribe“.

To be continued dispone de perfiles en Twitter y Facebook, con la intención de crear una comunidad en la que todo el mundo pueda participar valorando los capítulos e ilustraciones presentadas a concurso; proponer vídeos (que también pueden hacer ellos mismos) que sirvan a los potenciales escritores a conocer las localizaciones donde se vaya desarrollando la trama; e incluso, tiene listas de reproducción en Spotify con temas que puedan acompañar a la lectura o que hagan las veces de musas que inspiren a los participantes.

Un ejemplo. Imaginaos que el cuarto capítulo de la novela transcurre en Vigo. Una persona de allí sabrá describir sus calles, pero ¿y alguien de Las Palmas? ¿O alguien de Monterrey? A través de los vídeos que faciliten los internautas dará igual donde vivan los participantes. Podrán saber de primera mano como son las calles en las que transcurre la historia.

Su Facebook además, incluye fotos y vídeos de la presentación del proyecto y han creado en Twitter el hashtag #NovelaTbc.

Objetivo

El concurso durará unos tres meses. El plazo justo para que no se demore mucho en el tiempo y se vuelva tedioso, y para poder presentarlo en la Feria del Libro de Madrid. Para entonces saldrán tres ediciones del libro: una en formato papel, un e-book y un libro aplicación que reunirá los mejores materiales obtenidos a lo largo del período de creación del libro y que genere una experiencia diferente de lectura. Además, dependiendo de la cantidad y calidad de propuestas recibidas, existe la posibilidad de que usen varias de las ilustraciones para crear otro libro o hacer alguna exposición itinerante (siempre contando con el consentimiento de sus autores).

Entre vídeos, sonidos, dibujos, canciones y demás recursos complementarios entre sí y con la propia lectura, la experiencia de To be continued tiene la pretensión de revolucionar y abrir nuevos horizontes en el mundo editorial. “Este es el futuro del libro. El talento de los creadores se desarrollará en muchos formatos, ya sea el papel, el ebook, las aplicaciones en Internet y la impresión bajo demanda“, así al menos piensa Blanca Rosa Roca, directora de Roca Editorial.

“Este experimento no se ha hecho, en cualquier caso, para ganar dinero”, aseguró Bru. Prueba de ello es que los beneficios obtenidos por las ventas del libro se destinarán a un proyecto solidario relacionado con la cultura, elegido por los participantes en el proyecto.

(Artículo publicado en La Huella Digital)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: