Incendio Complutense

Lo de esta Universidad (la complutense de Madrid) es lamentable y vergonzoso. No, ya no sólo eso, sino humillante. HUMILLACIÓN en mayúsculas y con todas sus letras es lo que siento (y presumiblemente otros muchos estudiantes) cada vez que voy a la facultad de periodismo.

Sí, hoy es un día de perros, pero no es para menos. A ver… que vayas a una revisión de examen y que te digan que los suspensos bien están porque se están dando palos de ciego; o porque parece que son una tomadura de pelo.

Y esto es grave si quien te lo dice llega tarde a la cita porque está con su cafecito y te atiende sin los exámenes delante para poder analizarlos.

Más grave aún son las insinuaciones de tomadura de pelo y de dar palos de ciego cuando una de las preguntas es algo como lo que sigue: “¿Cómo te ves enla industria de los medios de aquí a diez años?”

Primero, ¿cómo demonios sé lo que estaré haciendo de aquí a 10 años? Normal que demos palos de ciego. Segundo, ¿con una pregunta de ese calibre quién toma el pelo a quién?

Y para rematar la faena… un profesor que todavía no ha venido a impartir clases por lo que trae sustitutos exige asistencia y participación obligatoria para aprobar el curso. Así predican algunos con el ejemplo.

Desde 1º de carrera la tónica general de los profesores es: tened iniciativa, haced prácticas, aprended a usar tal y tal programa, usad los equipos de la facultad, etc, etc.

Bien, todo muy bonito hasta que son ellos mismos los que te ponen las trabas.

Llegas al estudio de radio y tienes dudas, claro, es la primera vez que estás ante uno. Consultas al profesor de turno y no tiene ni idea de como se enciende la mesa: “pregunta a los técnicos”. Esta es una de las frases más recurridas por parte del profesorado.

Tema prácticas… hasta 3º no ten dejan meterte en la bolsa de la universidad. Llevas 2 años dando clases sin oportunidad de “aprender el oficio”. Bien, te llega tu oportunidad y resulta que el horario coincide con clases. Clases en las cuales los profesores te dicen que hagas prácticas. Vas a hablar con ellos para comentarles la situación… y en lugar de darte algún tipo de facilidad o al menos no putearte… hacen lo contrario: “si no vienes a clase estás suspendido”.

Tres cuartos de lo mismo sucede cuando tienes que trabajar porque eres de fuera y necesitas el dinero para poder mantenerte en la ciudad y pagarte los estudios. “Me da igual, ese no es mi problema. Si no vienes no puedes hacer el examen y vas a septiembre”.

Así pretendemos formar profesionales en este país. Poniendo obstáculos a la formación del alumnado.

No voy a entrar en la formación del profesorado, pero sí es cierto que lo mínimo que se les tendría que exigir es que antes de dedicarse a la enseñanza se hayan pasado sus años trabajando en el mercado. Para que sepan de lo que hablan. Pero bueno, ese es otro tema.

Ya no solo el gremio docente… en qué cabeza entra que en una facultad de periodismo no haya ni periódico, ni TV, ni radio ni nada de nada. No solo eso, lo poco que hay lo han cerrado.

Además, si te hace falta algún equipo o aula vacía para poder hacer trabajos de clase, prácticas, o simplemente porque tienes la iniciativa de hacer un corto o un programa por tu cuenta… por aprender y adquirir experiencia… olvídate de las facilidades. Los alumnos activos y con inquietudes no gustan.

Aunque aquí he de reconocer y agradecer la labor de algunos (muy pocos) que de forma personal y por amor a la profesión se quitan tiempo para ayudar al alumnado y ofrecerles plataformas donde poder hacer prácticas como es, por ejemplo, http://www.lahuelladigital.com

Anotadas estas excepciones, queda por ver como narices vamos a salir buenos profesionales si nos obligan a calentar silla para sacarnos un título y no nos conceden la posibilidad de aprender y formarnos. ¿Bolonia? JA, sus ventajas son una auténtica quimera.

Anuncios
Comments
2 Responses to “Incendio Complutense”
  1. Mañero dice:

    Bolonia vendría bien en Periodismo en particular porque OBLIGA a hacer prácticas.
    El problema de esta carrera lo tiene la UCM, porque los profesores son viejos, desmotivados, y la brecha generacional es horrible.
    El “me hago un pps y lo repito año tras año y después exijo en el examen para cubrir mis frustraciones cuando tenía su edad” está muy visto.
    Genial artículo Lobato.

    • Sr. Lobo dice:

      El problema está en que de Bolonia solo se va a aplicar el título… ya me dirás como demonios se puede hacer un seguimiento individualizado a 130 alumnos que suele haber por clase.

      En cuanto a los profesores, aparte de los viejos desmotivados hay otra gran lacra… y estos son los que todavía nos ven como la competencia.

      A ver, un tipo de treinta y pico que está dando clases porque aún no se ha comido los mocos en los medios, pero a pesar de lo cual sigue intentándolo. Es “joven” todavía y no se le ha pasado el arroz.

      El peligro de estos tipos es que ven a sus alumnos, no como tales, sino como futura competencia por un mismo puesto… así que ¿qué hacer? pues intentar desmotivarles (ejemplo una de las optativas que hemos tenido este año) y hacerles el aprobado imposible.

      Un profesor universitario tiene que cumplir dos requisitos: que le guste la enseñanza, que disfrute con lo que hace; y que tenga un amplio expediente, que vea a sus alumnos como eso, como estudiantes y se comporte como un mentor aportando su experiencia, y no como un competidor más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: